No necesitas prestar 100% atención mientras escuchas. 


Dicho esto, normalmente será más efectivo realizar las escuchas mientras estás sentado en un asiento con soporte para la cabeza o mientras estás recostado con tus ojos cerrados para limitar la estimulación externa que puede interferir con los tonos de arrastre de las grabaciones.