El Dr. Gerald Oster es reconocido generalmente como el hombre que popularizó los Tonos Binaurales. 


En una edición de 1973 de la revista Scientific American, el Dr. Gerald Oster examinó como la combinación de dos tonos puros resultaba en un tono rítmico, los que luego llamó Tonos Binaurales y Monoaurales..

Al comparar los tonos Binaurales con los Monoaurales, Oster observó que los tonos Monoaurales provocaban respuestas corticales extremadamente fuertes, que es la actividad eléctrica responsable del arrastre. 


Oster llegó a la conclusión de que si bien los Tonos Binaurales producían muy poca respuesta neuronal (ya que la intensidad de un Tono Binaural es de sólo 3dbs o 1/10 del volumen de un susurro), podían servir para diagnosticar ciertos desórdenes neurológicos.